Consejos para decorar tu casa al estilo navy

Todos reconocemos al instante el estilo navy, cuyo origen está en la ropa náutica británica del siglo XIX y que ‘Coco’ Chanel incorporó a la alta costura en el siglo XX. Sin embargo, este estilo se da también más allá de la moda: la decoración de marinero es un interesante recurso para el hogar, como puedes comprobar en este artículo. Su clásico binomio entre azul y blanco, a menudo dispuesto en rayas horizontales de mayor o menor grosor, puede llenar de personalidad el interior y el exterior de tu casa. Aquí te damos algunos consejos que te pueden servir de inspiración.

Elige cortinas para decoración estilo navy

Las cortinas son grandes aliadas a la hora de disponer una decoración marinera. Y lo pueden ser de dos maneras: por su color o por sus líneas de diseño. Si optas por una cortina clásica de doble barra o doble tela puedes formar el famoso juego bicolor blanco-azul entre ambas. En cambio, si eliges un modelo veneciano de paneles horizontales regulables en color blanco, el efecto también es muy navy, especialmente si la panorámica que se abre al otro lado de la ventana es un buen paisaje marítimo.

Emplea cerámica azul y blanca

La piezas de cerámica en color azul y blanco son un bonito toque complementario en un salón de estilo navy, por ejemplo. Jarrones, platos decorativos en paredes o relojes son algunos objetos que se pueden llenar de estos tonos asociados al mar. Y además, contribuyen a dar un elegante toque vintage que rememora tiempos pasados en los que este estilo era la última moda.

Recurre a objetos de decoración traídos del mar

La decoración náutica para casas no se limita solo al binomio de color azul-blanco. Para dar un toque navy puedes utilizar objetos típicos del mundo marino, sacarlos de su ambiente natural para convertirlos en objetos decorativos de lo más original y sugerente. Los objetos que provocarán un sorprendente efecto en cualquier estancia interior son muy variados, como por ejemplo un catalejo de barco, un timón antiguo restaurado, unos remos embellecidos y anclados a la pared o el fragmento de una red de pesca para decorar.

Juegos de cama inspiradores

El dormitorio es una de las estancias del hogar que más se presta a una decoración navy. Aunque el objetivo no es recrear el ambiente de un camarote de barco, el empleo de juegos de cama con tonos azul marino y blanco resultará muy agradable para quienes tengan nostalgia del mar. Un efecto que también se puede lograr por contraste entre la ropa de cama y los cojines decorativos.

Cuida hasta el último detalle de la decoración

Además de los grandes elementos de la estancia (cortinas, mobiliario, grandes objetos decorativos), también has de prestar atención a los pequeños detalles ornamentales, que a menudo forman parte del diseño de dichos objetos. En este sentido, la decoración de marinero suele incorporar pequeños motivos como anclas, peces, barcos o dibujos similares. Con ellos, será más fácil aportar una inspiración marítima plena.

Organiza tu cocina con estos tips

La cocina es uno de los lugares más importantes de la casa y puede reflejar rasgos de la personalidad de sus usuarios. Por ejemplo, su gusto estético y su ingenio a la hora de aprovechar el espacio. Por ello, hemos redactado este posts con tips sobre cómo organizar la cocina de tu hogar para que puedas sacar el máximo rendimiento a cada rincón, sin restar funcionalidad ni comodidad.

Orden, orden y orden

El primer consejo es obvio, pero no por ello menos importante, especialmente si no dispones de mucho espacio: necesitarás mantener una gran disciplina de orden y limpieza para que estos tips sobre cómo organizar una cocina pequeña.

Distribución lógica de mobiliario y utensilios

Si bien en una cocina pequeña tendrás todo a mano, en espacios grandes, un tip importante es la distribución lógica de muebles y utensilios: lo ideal es que, al cocinar, puedas tener todo a tu alcance, sin desplazamientos. Por tanto, guarda las ollas cerca de los fogones, los cuchillos cerca de la zona de corte y lavado, etc.

Cortinas incrustadas en ventanas

Aunque puedas pensar que la cortina es un elemento meramente decorativo, también influye en el aprovechamiento de espacios pequeños. Uno de los tips para organizar la cocina es utilizar cortinas ajustables a la ventana, de modo que el espacio alrededor de esta quede liberado y permita disponer una balda a su lado o una encimera bajo ella, lo que será además una forma interesante de aprovechar la luz natural que entra en la estancia.

Orden en vertical

Si tu cocina es pequeña y, por tanto, no tiene mucho espacio ‘en horizontal’, tendrás que sacar tu ingenio para aprovechar el espacio vertical. Por tanto, los colgadores y los ganchos serán tus mejores aliados para ordenar todo tipo de elementos, desde cazos y cucharones hasta tapas y recipientes, pasando por paños y cualquier otro objeto que se pueda colgar.

Cajones y armarios extraíbles

El uso de cajones y armarios extraíbles es otro de los consejos sobre cómo organizar la cocina, que además maximiza la elegancia del espacio puesto que aporta gran homogeneidad al mobiliario, escondiendo tras su puerta algunos elementos con gran discreción, como por ejemplo electrodomésticos o contenedores de la basura. Además, se trata de una medida muy práctica, pues facilita el acceso a su contenido, evitando gestos antinaturales para alcanzar objetos situados al fondo del armario o del cajón.

Horno y microondas, a una altura ‘humana’

Para una mayor comodidad, puedes situar determinados electrodomésticos en altura: será más fácil su manipulación, dejando los espacios bajos para almacenaje de utensilios. Horno, microondas o cafetera son algunos ejemplos de aparatos que pueden incrustarse en el mobiliario de la cocina.

Espacios propios para objetos de uso habitual

El último de los consejos sobre cómo organizar una cocina, pequeña grande, está relacionado con determinados objetos que, aunque no están directamente relacionados con ella pero que se usan habitualmente aquí. Por ejemplo, los cargadores de móvil. Para evitar dañar los dispositivos y para que los cables no molesten, puedes disponer una pequeña balda o un pequeño recipiente para tenerlos bien ordenados.

Aprovecha los espacios de luz en tu casa con estos consejos

¿Cómo aprovechar la luz natural? Ese es uno de los grandes objetivos de los interioristas, pero también el de cualquier persona que siente que su hogar no tiene la claridad que debiera. Por eso, en este artículo te damos algunos consejos para lograrlo, en algunos casos por medio de pequeñas acciones que apenas requieren de inversión y en otros casos con recomendaciones de reforma en determinados espacios.

Paredes de colores claros

Si entra poca luz solar en casa, lo último que deberías hacer es cubrir las paredes con colores oscuros, pues apagan la poca claridad que hay, dado que apenas tienen capacidad de reflejar la luz. Por el contrario, si optas por el blanco o por tonalidades cercanas a él, lograrás redistribuir dicha luz y, además, generar una sensación de luminosidad y amplitud del espacio. Si bien el blanco es la opción con mayor potencia en este sentido, hay otras tonalidades con capacidad muy parecida y que estilísticamente tienen mayor personalidad. Puedes recurrir a ello por medio de la pintura pero también mediante papel tapiz, una solución estrella de Cortinaje.

Cortinas que aprovechan la luz

Tradicionalmente se ha considerado la cortina como un elemento del hogar que reduce la luz de casa, por lo que el consejo básico al respecto es utilizar telas no demasiado opacas de colores claros, que permitan que la luz se filtre por ellas, sin restar claridad al ambiente. Sin embargo, han surgido nuevos modelos realmente innovadores que no solo no reducen la luz, sino que además la amplifican. Es el caso de Silhouette Hunter Douglas, unas cortinas regulables fabricadas en poliéster que, gracias a sus paneles en forma de silueta, dispersan la luz natural que entra por la ventana. Y por supuesto, cuando se desee tener la ventana libre de obstáculos, se pueden enrollar por completo en un cabezal recubierto de tela.

Espejos que reflejan imagen y luz

Los espejos no solo reflejan la imagen, sino también la luz. Por tanto, el uso inteligente de estos elementos en determinados puntos de la estancia puede ser una buena forma de reutilizar la luz natural que llega. Eso sí: tendrás que evitar el reflejo directo de los rayos UV, puesto que pueden resultar molestos y dañinos al ojo humano, a los muebles de la habitación o a otros elementos contenidos en ella.

Reformas ‘anti tabiques’

Y si tienes la posibilidad de realizar una reforma en casa, lo ideal sería minimizar el uso de tabiques para dividir espacios, pues suponen una barrera para la circulación de la luz solar en casa. Por tanto, puedes optar por realizar divisiones con amplias cristaleras, delimitar las zonas con alineaciones de finas vigas decorativas o incluso dejar la estancia totalmente diáfana.

Iluminación artificial que imite el natural

Hasta aquí hemos mencionado consejos sobre cómo aprovechar la luz natural pero, ¿qué ocurre si apenas llega al interior? En ese caso, puedes buscar efectos con luz artificial que imiten la luz solar, por ejemplo por medio de iluminación oculta, empleando focos con una temperatura de color similar a la luz blanca solar: 3000K.

Consejos para encontrar las cortinas ideales para espacios pequeños

Las cortinas no son enemigas de las casas pequeñas. Al contrario: son sus mejores aliadas, puesto que pueden ayudar a crear sensación de amplitud al tiempo que decoran y dan personalidad al ambiente. En las siguientes líneas te mostramos algunos consejos sobre la decoración de cortinas para sala, que puedes poner en práctica en tu propio hogar o en tu oficina. 

¿Cortinas blancas o cortinas decorativas con diseño?

En líneas generales, las mejores cortinas para espacios pequeños son las blancas. Esto es así porque son las que mejor reflejan la luz natural y, por tanto, ayudan a crear un ambiente lleno de luminosidad. Y la luz natural da efecto de amplitud, alegría y paz, a diferencia de las estancias iluminadas siempre con luz artificial, que dan sensación de claustrofobia y ahogo. Por tanto, puedes optar por el blanco o, en su defecto, por colores claros o con diseños que no supongan una merma excesiva de luz natural. 

Cortinas livianas para la sala

El grosor de la tela de la cortina es otro detalle a tener en cuenta. Si bien las telas gruesas pueden ser una buena opción para casas situadas en zonas frías por su capacidad de aislamiento térmico, las telas livianas son las más adecuadas para apartamentos pequeños en ambientes cálidos. Las cortinas para una sala pequeña no solo han de reflejar la luz natural, sino también permitir que ésta traspase a través de ellas, por lo que las más finas son siempre interesantes.  

Cortinas venecianas, una solución doble

Las cortinas finas tienen un pequeño inconveniente: por la noche, cuando la iluminación principal de la sala es la que procede del interior, la intimidad se puede resentir, pues no impide la visibilidad desde el exterior. Por tanto, una alternativa interesante es la de las cortinas o persianas venecianas, que tienen dos posiciones. Una es la posición abierta, permitiendo que la luz natural entre por completo a la sala, fundiendo el interior con el exterior de la casa. La otra posición es cerrada, de total opacidad, suponiendo así una barrera para miradas exteriores. En Cortinaje by Ángel Cabrera tenemos varios ejemplos de este tipo de cortinas, como Palm Beach

Estores, para no restar espacio a la sala

Otra premisa de las cortinas para sala pequeña es que no ‘invadan’ el poco espacio disponible. Por tanto, los estores planos son una gran idea, siempre que estos tengan una separación de escasos centímetros con respecto a la ventana. Además, la posibilidad de dejarlos recogidos a la mitad de la ventana logrará generar la mencionada sensación de fusión entre lo interior y lo exterior, con una generosa entrada de luz natural. 

El anclaje de las cortinas

Por último, existe otro aspecto que da sensación de amplitud o de pequeñez: la altura del techo. Si se trata de una sala con techo bajo, lo ideal es anclar la cortina lo más cerca posible de éste o incluso directamente sobre él. Esto es relativamente habitual en los soportes de los estores, que suelen tener dos posiciones de anclaje. Con esta solución, además, se logra cubrir el tambor de la persiana, si este es interior.

5 ideas para decorar el cuarto de baño con cortinas

En la decoración de baños, por desgracia, las cortinas suelen ser las grandes olvidadas. Sin embargo, este sencillo elemento tiene la capacidad de complementar el estilo general de una estancia tan particular y, en algunos casos, revolucionarlo por completo. En este artículo te damos 5 ideas a tener en cuenta, con las que lograrás dotar de personalidad a tu baño.

Cortinas de baño de tela enrollables

Las cortinas para baño han de ser fáciles de manejar. Por ello, una de las soluciones favoritas es la de los modelos enrollables de tipo estor: con un simple movimiento ascendente o descendente, la cortina se levanta o se despliega al gusto. Una solución elegante y delicada son las cortinas individuales para cada ventana, en tamaño a medida. Si la ventana está alejada de la bañera o ducha, la tela es un material perfectamente válido.

Cortinas blancas: limpieza, pureza y claridad

A la hora de elegir colores, el blanco es siempre uno de los preferidos. Y no por casualidad: tiene la capacidad de transmitir la sensación de limpieza y pureza, en una estancia donde esto adquiere una gran importancia. Además, tienen la ventaja de que no restan claridad al ambiente, dado que permiten la entrada de luz a través de ellas. No obstante, la tela ha de ser lo suficientemente gruesa como para evitar transparencias, dado que la intimidad es fundamental aquí.

Estampado floral: la naturaleza en el baño

El estampado floral es también una solución de diseño para quienes se preguntan cómo decorar un baño por medio de sus cortinas. Se trata de una forma de dar entrada a la naturaleza en este ambiente, algo que también encaja con las ideas de pureza y frescor. Casa especialmente bien en baños en los que se emplea la madera en el mobiliario, pero también en estancias donde se emplea el verde en la decoración. Todo ello puede ser una opción acertada en viviendas unifamiliares con jardín o en casas enclavadas en ambientes rurales o campestres.

Cortinas de baño de diseño, para ambientes urbanos

Para quienes vivan en la gran ciudad, en pequeños apartamentos o en pisos de mayor tamaño, pueden optar por baños de diseño. Con decoración minimalista, con formas sencillas y decoración poco recargada. En estos casos, una buena elección son los estores rectos en los que la tela no presenta ondulaciones ni dobleces, dando como resultado formas geométricas a modo de cuadrado o rectángulo. En cuanto al diseño de la tela, el blanco se mantiene como un comodín, al que se le pueden añadir notas de colores puros y planos.

Cortinas formando bloques de color

Por último, otra idea interesante es la de elegir un color para la cortina que vaya a juego con otros elementos concretos del baño. Por ejemplo, asociar con ello la alfombrilla, la tapa del WC, la cortina de la ducha y las puertas del mueble principal. De esta manera, se crea un ritmo cromático muy elegante y acertado que, según el color elegido, puede dar sensación de elegancia, alegría, intimidad, pasión o cualquier otro sentimiento.

Renueva tu cocina cambiando sólo las cortinas

A menudo subestimamos el poder de las cortinas de cocina: una buena elección de este elemento ayudará a renovar el estilo de la estancia, ya sea de la mano o no de una reforma general. Aquí te damos algunas ideas al respecto, indicando qué características deben reunir todos los modelos de cortinas para cocina, cuáles son sus estilos principales y qué recomendaciones se pueden tener en cuenta a la hora de elegir la tuya.

Cómo deben ser las cortinas para cocina

Hay tres características fundamentales que deben reunir las cortinas para cocina. La primera de ellas es su capacidad para dejar penetrar la luz. La luminosidad es un aspecto fundamental en cualquier cocina para una mejor preparación de los alimentos, por lo que los modelos oscuros suelen descartarse, salvo situaciones excepcionales. Por otro lado, la opacidad de las telas para cortinas de cocina es más necesaria cuando esta estancia está en el piso bajo y la ventana se sitúa a la vista desde la calle: disminuyendo su transparencia, se logrará un plus de privacidad.

Otra característica que no es secundaria es la facilidad para ser recogida. Dado que en la cocina es habitual tener las manos sucias o mojadas, un sistema automático o sencillo de usar facilitará enormemente esta tarea.

Por último, es también importante que se puedan lavar en la lavadora o que se puedan limpiar de forma cómoda, pues las cortinas para cocina están más expuestas a la suciedad por grasa y otros elementos.

Estilos de estas cortinas

Hay gran variedad de estilos en este elemento del hogar, aunque se pueden clasificar en dos grandes grupos: las modernas y las clásicas. Las cortinas de cocina modernas son más apropiadas para apartamentos urbanos o para viviendas unifamiliares de vanguardia. Suelen caracterizarse por sus superficies lisas o con decoración geométrica no recargada.

Por el contrario, las cortinas clásicas funcionan mejor en casas situadas en entornos rurales, donde la cocina también se impregna de un aire tradicional. Además, tienen cabida en casas y apartamentos donde el gusto retro sea evidente. Este tipo de cortinas se suelen caracterizar por una mayor profusión decorativa, a menudo con bordados y encajes.

Cómo renovar la cocina con la cortina

La elección de una cortina puede ayudar a renovar la cocina y su estilo, pero no debe interpretarse como un elemento aislado ni de resultados mágicos. Debes decidirte por una u otra en función del resto de elementos principales de la estancia, con quienes deben tener una cierta sintonía.

Por ejemplo, si los electrodomésticos más destacados y el mobiliario de la estancia tienen un color original, puedes añadir esos mismos tonos a la cortina o a sus detalles. Igualmente, si las paredes de la cocina están alicatadas con azulejos, puedes elegir una cortina que continúe con dicho patrón o con sus tonos más destacados.

Y un detalle que debes tener el cuenta es que las telas para cortinas de cocina, modernas o clásicas, matizan la luz que entra en la estancia, variando su color. Por ello, lo más recomendable es que la luz natural filtrada tenga un color similar al de la luz artificial que proporcionan las lámparas o focos de la estancia, para una perfecta unidad en todo el ambiente.

Cómo elegir las cortinas para decorar tu oficina

La oficina no tiene por qué ser un lugar frío e impersonal. Las ideas más inspiradoras suelen surgir de entornos estimulantes y agradables, que favorecen un ambiente creativo y permiten sacar el máximo partido a las horas de trabajo. En este sentido escoger unas buenas cortinas es una de las claves para la decoración de oficinas.

Decoración de oficinas: las claves del cortinaje

Para acertar en la elección de las cortinas y crear una buena armonía en tu ambiente de trabajo tienes que tener en cuenta aspectos como la iluminación, los colores, el mobiliario y el espacio del que dispones.

  • Es importante aprovechar la luz natural siempre que sea posible; pero a la vez hay que evitar que los rayos de sol se reflejen directamente sobre la pantalla del computador creando molestos reflejos. Para ello, será necesario escoger unas cortinas que regulen la entrada de luz en función de la hora del día y que dejen entrar la luminosidad pero sin llegar a deslumbrarnos.
  • Asimismo, utilizar colores claros y suaves en la decoración de oficinas (en las cortinas, mobiliario y pintura de las paredes) permite crear una sensación de mayor amplitud necesaria especialmente en espacios pequeños.
  • En el caso de espacios amplios, despejados, con un mobiliario de líneas sencillas y de paredes claras podemos permitirnos elegir unas cortinas con más color, o estampados, para crear un mayor contraste y darle personalidad al espacio.

Materiales y tipos de cortinas

Uno de los materiales que más se utiliza para la decoración de cortinas de oficinas modernas es el screen. Se trata de un tejido técnico, fabricado con filamentos de fibra de vidrio o de poliéster. Resulta muy práctico, porque puedes escogerlo de mayor o menor opacidad en función de la luminosidad exterior o de la privacidad que quieras dar a la instancia. Una de sus principales cualidades es que permite aprovechar al máximo la luz del sol, evitando que se produzcan reflejos en el computador. Así se consigue una visión más nítida de la pantalla y permite una mayor relajación visual, lo cual mejora el rendimiento en el trabajo. Otra de sus ventajas, es que ayuda a controlar la entrada de calor o frío del exterior, actuando como un tejido con gran capacidad aislante. Además, es un material que se mantiene intacto durante tiempo y se limpia con facilidad con un paño húmedo. El tejido screen se emplea en estores enrollables, plegables, cortinas, paneles verticales (skyline) y puede encontrarse en una gran variedad de colores.

Otros materiales utilizados para las cortinas de oficina son el aluminio, o la madera. Estos se emplean en la confección de las cortinas venecianas, que se caracterizan por estar formadas por lamas, más o menos gruesas. Cuentan con cordeles o bastones que permiten variar su posición y su ángulo de apertura para regular la entrada de la luz. Las de madera aunque son más caras que el plástico, son perfectas para dar un carácter más cálido y personal a tu oficina.

Las cortinas para la oficina, además de resultar imprescindibles para facilitar una buena iluminación, son un elemento decorativo que convierten tu zona de trabajo en un lugar más agradable y confortable. Las encontrarás generalmente en colores lisos, pero también puedes personalizarlas como más te gusten: pintando las lamas con distintos colores, jugando con dibujos, degradados, tapizándolas de papel o incluso ponerles el sello distintivo de tu empresa. Las posibilidades pueden ser tantas como indique tu imaginación.

Cómo decorar con un estilo nórdico

La decoración de los países nórdicos busca crear espacios con gran luminosidad, puesto que se trata de zonas geográficas con pocas horas de luz natural al día y con largos inviernos. Esto se consigue con ventanales con modelos de cortinas ligeras que no obstaculicen el paso de la luz y con unos suelos y paredes de tonalidades claras, que ayuden a reforzar la luminosidad de las estancias. No deben faltar las lámparas de techo, de pie, de mesa o incluso las portavelas o candelabros para crear un ambiente nocturno de luz cálida muy acogedor.

Decoración minimalista, sencilla y funcional

El estilo nórdico también se caracteriza por espacios amplios a la vez que prácticos. Para ello se utilizan muebles sencillos, de líneas rectas pero también cómodos y funcionales. El blanco es un clásico en la decoración nórdica, es el color dominante en las estancias, tanto en las paredes como en los muebles y suelos. Se acostumbra a alternar con el beige o el gris y, para crear un mayor contraste, es frecuente utilizar el negro en algunos complementos y textiles.

Materiales naturales y presencia de la naturaleza

Es habitual el uso de la madera, tanto en los muebles como en el suelo. Las más utilizadas son las de abedul y haya, de tonalidades claras. En cuanto a los textiles, la decoración nórdica se decanta por materiales naturales, como el algodón, la lana o el lino. En invierno también pueden utilizarse las pieles en los plaids y cojines.

Además, están muy presentes las referencias a la naturaleza; desde estampados de animales en textiles, cuadros de ciervos, o plantas de interior para decorar las estancias. También son habituales las manualidades: accesorios confeccionados con piñas de pino o troncos, muebles restaurados, cojines de patchwork, etc.

Combinar estilos

Es frecuente encontrar combinaciones de distintos materiales; por ejemplo, madera con alguna estructura metálica para crear un toque de estilo más contemporáneo o utilizar el mármol (preferiblemente de colores claros) en algún accesorio o introducir un mueble vintage… Con ello se busca dar un toque más personal, pero siempre en pequeñas dosis.

Textiles con motivos geométricos

Los estampados de figuras geométricas (rectángulos, triángulos o rombos) rompen con la sobriedad típica en la decoración nórdica. Podemos encontrarlos tanto en cojines, mantas, como en otros accesorios. Acostumbran a ser de colores pastel, aunque también se juega con los contrastes del blanco y negro.

Utilizar un estilo nórdico para decorar tu vivienda es una buena forma de llenar de luz cualquier estancia y crear una mayor sensación de amplitud. Además es un estilo muy práctico y sencillo de aplicar en casi cualquier hogar.

Elegir cortinas y acertar: telas, medidas y materiales

Las cortinas son un accesorio de decoración simple, aunque elegidas con buen gusto y estilo dan carácter y realzan cualquier espacio en el que se coloquen.

Las tendencias de moda en decoración de interiores nos llevan a afirmar que todo es válido, con la única premisa de que creemos ambientes armónicos y agradables. Aun así, si no queremos errar en el efecto visual debemos tener en cuenta algunos consejos de decoración.

Lo primero que tenemos que hacer es planificar respondiendo a estas preguntas: ¿Cómo es la estancia donde irá la cortina? ¿Cómo es la ventana? ¿Qué modelo de cortina quiero? ¿Quién confeccionará la cortina?

La estancia donde irá tu cortina

Algunos modelos de cortinas son más adecuados a unas estancias que a otras según sus dimensiones. Así por ejemplo, para estancias pequeñas es aconsejable diseños de cortinas modernas pero sencillas, pues lo contrario equivaldría a saturar la vista.

También debemos tener en cuenta la altura del techo. A techos bajos, cortinas ligeras en colores neutros o con discretos diseños verticales para dar sensación de altitud.

Si la estancia es amplia pero la ventana pequeña nos podemos permitir una cortina que exceda bastante el tamaño de la ventana para dar ilusión de amplitud.

Un punto a tener en cuenta es la vista que tenemos a través de la ventana. Si ésta es buena, la cortina adecuada es aquella que no destaque mucho, inclusive que se adivine la vista a través de ella. Pero si la vista es fea, lo mejor será lucirnos con una cortina contundente, como si fuera un gran cuadro que adorne la pared.

Los diseños de cortinas también varían según la funcionalidad del ambiente en el que se instalan. Si se trata de una vivienda podemos desplegar toda nuestra creatividad ya sea ésta formal o informal. Sin embargo, los lugares de trabajo al ser sitios más formales, debemos tener en cuenta la imagen corporativa que puedan transmitir los diseños de cortinas que vayamos a elegir.

¿Cómo es la ventana?

Considerar las dimensiones, el tipo de ventana y su ubicación en el ambiente forma parte de una buena planificación a la hora de elegir una cortina.

En muchos hogares debajo de la ventana se ubica el radiador o el aire acondicionado. En tal caso es importante no cubrir estos elementos con la cortina ya que impiden su correcto funcionamiento, y además estropean la cortina.

Si queremos lucir cortinas hasta el suelo en estos casos, podemos combinarlas con un visillo tipo estor que no sobrepase demasiado el límite inferior de la ventana. De esta forma, las cortinas largas quedan a los costados de la ventana y el estor cumple la verdadera función de filtrar la luz y dar privacidad al ambiente.

Cuando las hojas de las ventanas se abren hacia los lados y hacia adentro, debemos evitar los tipos de cortina estor, venecianas y romanas pues son incompatibles. Para estos casos lo mejor es recurrir a modelos de cortinas que se abran en el medio y hacia los laterales.

El modelo de la cortina

Habiendo tenido en cuenta los puntos anteriores, ya nos vamos haciendo una idea de qué modelo es el más adecuado para nuestra estancia y ventana.

Aun así, es interesante saber que, a los clásicos modelos de cortinas, hoy en día se han añadido otros muy modernos y funcionales. ¡El mundo del cortinaje ha evolucionado y de qué modo!

Entre los modelos clásicos tenemos las cortinas fruncidas, con trabillas (esos lazos que sobresalen de la cortina y enlazan el palo), con ojales y con tablas invertidas.

Entre los modelos de cortinas modernas hoy contamos con estores plisados, enrollables, paneles japoneses, venecianas, romanas y unos modernos modelos híbridos que mezclan estilos y funcionalidades sacando lo mejor de ambos.

A esto último me refiero mencionando las cortinas de la marca Hunter Douglas en sus modelos Pirouette, Silhouette o Duette que son totalmente innovadoras en su diseño, sus prestaciones y su estética.

La confección de la cortina: medidas de la tela

Según qué modelo, confeccionar una cortina no es difícil. Pero haciendo honor a la verdad, en los detalles ocultos que le dan cuerpo y prestancia a una cortina, se aprecia la confección hecha por un profesional.

Dicho esto, si optamos por un diseño de cortina clásica, de las que se abren por el medio hacia los costados de la ventana, debemos medir el ancho de la ventana y multiplicar esta medida por 1,5 (inclusive 2, si queremos un buen frunce) y agregarle 8 cm al resultado (para los dobladillos del costado), así obtenemos el ancho requerido del tejido. El largo de la cortina será la medida que deseemos y debemos agregar a esta medida 8 cm, también para los dobladillos superior e inferior.

Si optamos por un estor enrollable, para obtener las medidas de la tela debemos agregar a las medidas de la ventana, 40 cm más al ancho y 20 cm más al largo.

Recuerda que, en Cortinaje by Angel Cabrera estamos los mejores profesionales para asesorarte, orientándote sobre el tejido, modelo y confección adecuados para tus cortinas.