Qué es la pasamanería y por qué gusta tanto

Qué es la pasamanería y cómo usarla en tu decoración

La pasamanería proviene de la decoración clásica en la que los textiles lucían ornamentos detallados y suntuosos. En esa época, no había casa bien decorada que no tuviese flecos, cordones, borlas y galones en muebles, cojines y cortinas.

Por mucho tiempo, estos adornos habían quedado relegados a los espacios más tradicionales. Sin embargo, ahora han regresado con diseños modernos, simplificados y adaptados para todos los gustos.

Las últimas tendencias en decoración apuestan por recuperar estos complementos para modernizar, y darle un toque de distinción y clase a los textiles. Por ello, la pasamanería ha vuelto para elevar la apariencia de cortinas, pantallas de lámparas, cojines, sillones e incluso ropa de cama.

Qué es la pasamanería

En concreto, la pasamanería puede entenderse como un conjunto de complementos diseñados para adornar todo tipo de textiles. En su mayoría, están hechos de materiales nobles como algodón, lana, seda e incluso viscosa.

Las piezas de pasamanería más conocidas son:

  • Cintas
  • Borlas
  • Cordones
  • Galones
  • Flecos
  • Madroños

Estas suelen aplicarse tanto para realzar la belleza de los textiles y muebles, como para personalizarlos siguiendo un estilo especial. Es por eso que son frecuentes en cojines, cortinas y sillones.

No obstante, en algunos casos, la pasamanería se usa con fines funcionales, ya que también sirve para cubrir costuras y mejorar el acabado de los bordes de las telas.

Cabe mencionar que estos adornos suelen aplicarse antes del ensamblaje de las piezas textiles para facilitar su manejo y aplicación. Sin embargo, también pueden añadirse después de manera superficial, por lo que son excelentes alternativas para redecorar.

Hace años, la pasamanería tenía un diseño clásico en colores oscuros y apariencia recargada. Ahora, es posible encontrar piezas contemporáneas de diferentes colores y confecciones más actuales, de modo que es más sencillo incorporarlas en la decoración de hoy en día.

Usos de la pasamanería

Cada adorno de pasamanería tiene un uso especial; así que ante todo, debes saber en qué piezas textiles los pondrás.

Las cintas son muy utilizadas como remate en el tapizado de las sillas, ya que permiten crear una bonita unión entre la tela y la estructura del mueble. Por la misma razón, también se usan en sillones y sofás.

Por su parte, los cordones y las borlas son los adornos preferidos para sostener las cortinas mientras están abiertas. Sobre todo, aquellas que no se repliegan con facilidad por estar hechas con muchos metros de tela.

De igual forma, los flecos y los madroños decoran las terminaciones de manteles y caminos de mesa para darles un aspecto más sofisticado. A su vez, los cordones son ideales para esconder la costura de los cojines y así, mejorar su apariencia.

Otros adornos de pasamanería como las tiras con flecos son recomendadas para rematar y darles una apariencia más interesante a las pantallas de lámparas. Especialmente, a las de mesa que se usan para ambientar salas y habitaciones, dado que este adorno las hace más acogedoras.

Finalmente, los escabeles son los favoritos para rematar la unión entre el almohadón y la estructura de los taburetes. Su instalación es de las más simples, ya que solo necesitan un poco de pegamento de tapicería.

Pasamanería en las habitaciones

Aunque anteriormente los adornos de pasamanería se reservaban para los muebles y textiles de la sala de estar, hoy en día también están presentes en los dormitorios.

Existen algunos lugares comunes como los cojines y las cortinas, pero lo más llamativo de incluir pasamanería en la habitación es lucirla en el cabecero tapizado de la cama. Estas piezas decorativas pueden colocarse en los bordes del cabecero para enmarcarlo y darle más protagonismo; o bien, en su centro para ornamentarlo y aportarle textura.

Así mismo, los juegos de sábanas elevan su aspecto y presencia con algunos toques de pasamanería. En estos casos, los remates decorativos en los bordes de las telas brindan distinción y exclusividad, además de que dan una impresión de originalidad. ¡Tus sábanas pasarán de ser comunes y predecibles a únicas e incomparables!

Cómo usar pasamanería correctamente

Los adornos de pasamanería son ideales para rediseñar las piezas textiles y renovar la apariencia de los muebles. Por ello, se dice que su principal función es convertir una pieza aburrida en una que llame la atención y atraiga todas las miradas.

Sin duda, son complementos decorativos excepcionales, pero hay que saber utilizarlos con moderación. En especial, porque si llenas tus cojines, cortinas y demás muebles con pasamanería podrías crear un ambiente recargado e incómodo a la vista.

Un buen truco es elegir adornos de pasamanería que compartan una misma paleta de colores y un mismo estilo decorativo. A la vez, es importante no exagerar, ya que las piezas decoradas competirían entre sí por atención.

Por lo tanto, encontrar el equilibrio entre ellas es la clave para lucir la decoración con pasamanería sofisticada y distinguida que deseas. Estos adornos incluso pueden hacer que tu hogar se perciba más acogedor e interesante que nunca.