Organiza tu cocina con estos tips

La cocina es uno de los lugares más importantes de la casa y puede reflejar rasgos de la personalidad de sus usuarios. Por ejemplo, su gusto estético y su ingenio a la hora de aprovechar el espacio. Por ello, hemos redactado este posts con tips sobre cómo organizar la cocina de tu hogar para que puedas sacar el máximo rendimiento a cada rincón, sin restar funcionalidad ni comodidad.

Orden, orden y orden

El primer consejo es obvio, pero no por ello menos importante, especialmente si no dispones de mucho espacio: necesitarás mantener una gran disciplina de orden y limpieza para que estos tips sobre cómo organizar una cocina pequeña.

Distribución lógica de mobiliario y utensilios

Si bien en una cocina pequeña tendrás todo a mano, en espacios grandes, un tip importante es la distribución lógica de muebles y utensilios: lo ideal es que, al cocinar, puedas tener todo a tu alcance, sin desplazamientos. Por tanto, guarda las ollas cerca de los fogones, los cuchillos cerca de la zona de corte y lavado, etc.

Cortinas incrustadas en ventanas

Aunque puedas pensar que la cortina es un elemento meramente decorativo, también influye en el aprovechamiento de espacios pequeños. Uno de los tips para organizar la cocina es utilizar cortinas ajustables a la ventana, de modo que el espacio alrededor de esta quede liberado y permita disponer una balda a su lado o una encimera bajo ella, lo que será además una forma interesante de aprovechar la luz natural que entra en la estancia.

Orden en vertical

Si tu cocina es pequeña y, por tanto, no tiene mucho espacio ‘en horizontal’, tendrás que sacar tu ingenio para aprovechar el espacio vertical. Por tanto, los colgadores y los ganchos serán tus mejores aliados para ordenar todo tipo de elementos, desde cazos y cucharones hasta tapas y recipientes, pasando por paños y cualquier otro objeto que se pueda colgar.

Cajones y armarios extraíbles

El uso de cajones y armarios extraíbles es otro de los consejos sobre cómo organizar la cocina, que además maximiza la elegancia del espacio puesto que aporta gran homogeneidad al mobiliario, escondiendo tras su puerta algunos elementos con gran discreción, como por ejemplo electrodomésticos o contenedores de la basura. Además, se trata de una medida muy práctica, pues facilita el acceso a su contenido, evitando gestos antinaturales para alcanzar objetos situados al fondo del armario o del cajón.

Horno y microondas, a una altura ‘humana’

Para una mayor comodidad, puedes situar determinados electrodomésticos en altura: será más fácil su manipulación, dejando los espacios bajos para almacenaje de utensilios. Horno, microondas o cafetera son algunos ejemplos de aparatos que pueden incrustarse en el mobiliario de la cocina.

Espacios propios para objetos de uso habitual

El último de los consejos sobre cómo organizar una cocina, pequeña grande, está relacionado con determinados objetos que, aunque no están directamente relacionados con ella pero que se usan habitualmente aquí. Por ejemplo, los cargadores de móvil. Para evitar dañar los dispositivos y para que los cables no molesten, puedes disponer una pequeña balda o un pequeño recipiente para tenerlos bien ordenados.