Cortinas de baño

Muy a menudo, el cuarto de baño es la estancia de la casa más abandonada cuando se trata de la decoración. Suele suceder que se piensa más en la practicidad de los elementos que componen dicho cuarto que en su estética. Sin embargo, la practicidad y la estética no son excluyentes.

Las cortinas de baño son un elemento fundamental para colocarlas en las ventanas de los cuartos de baños. Las cortinas nos permiten preservar nuestra intimidad al tiempo que hacen que el baño sea una estancia acogedora.

Leer más

El cuarto de baño es la habitación de la casa utilizada para el aseo personal, la ducha o el baño de inmersión y las necesidades fisiológicas. Por tanto, en esta estancia, debemos asociar el agua, que no es un elemento natural de desplazamiento de las personas, a la tranquilidad, la armonía y la relajación.

Si elegimos los accesorios adecuados, como las cortinas de baño, podremos crear un pequeño Spa en casa donde relajarnos y perder la noción del tiempo.

Esta estancia de la casa también se suele utilizar para el arreglo personal, por tanto, independientemente del tamaño del cuarto, la iluminación es fundamental.

En este sentido, un complemento importante son los espejos, no solo porque es un elemento necesario para el arreglo personal, sino también porque aportan profundidad y dan sensación de amplitud al cuarto de baño, además de reflejar y reforzar la luz la luz que reciben.

Sin embargo, un baño con ventana permite disfrutar de una iluminación con encanto, ya que ésta al ser natural varía a lo largo del día. Es por ello que el conjunto de elementos y accesorios del baño deberían estar dispuestos de tal forma que no interrumpan la entrada de luz natural.

Existen en el mercado una variedad de cortinas para baño que permiten “vestir” la ventana de este cuarto, otorgándole una gran renovación visual (sin remodelar ni demoler), regulando la luz al tiempo que conservan y/o potencian la estética de todo el conjunto de elementos del baño.

Cuando hablamos de cortinas de baño nos referimos aquí a las cortinas que se colocan en las ventanas del cuarto de baño.

Además de los modelos de cortinas clásicos, existen en la actualidad cortinas para baños modernas que se adaptan perfectamente a la particularidad de cada ventana del baño.

Si la ventana del baño está muy cerca de la ducha o de la bañera, tendremos que tener en cuenta que el material de la cortina debe ser, cuando menos, resistente a la humedad, ya que estará, con mucha frecuencia, expuesta a ésta.

Entonces podríamos pensar en cortinas modernas como son los estores enrollables (también conocidos como “cortinas screen”), porque son la opción más versátil y efectiva, elaborados de materiales sintéticos o con tratamiento de resistencia al agua y alta resistencia (en cuanto a duración) a la luz solar.

Este tipo de cortina es sumamente cómoda por su sistema de bajar y recoger, y eligiéndola traslúcida, podemos tener un elemento perfecto para aprovechar o filtrar la luz del sol en las horas más luminosas.

Es importante también recalcar que su mantenimiento es prácticamente nulo, y de muy fácil limpieza.

Como el cuarto de baño no suele ser la estancia más amplia de una casa, sino a menudo todo lo contrario, las cortinas modernas aportan también al ahorro de espacio, restando lo menos posible a las dimensiones del baño.

Si por el contrario tenemos la ventana del baño alejada de la ducha o la bañera, nos podemos permitir elegir cortinas para baños modernas tanto de materiales sintéticos o resistentes al agua como de tejidos que no lo son. En este caso, la humedad llegará a las cortinas, pero de manera más indirecta y por tanto no estarán expuestas día sí y día también a la misma.

Aquí podemos optar por estores de tela, o por estores enrollables en tonos neutros, traslucidos o no, o en diseños verticales para dar sensación de amplitud al cuarto de baño. Siempre respetando las tonalidades de los elementos del baño (inodoro, bidet, lavabo, bañera, etc.)

Sin embargo, si lo que queremos es que la tonalidad del baño sea distinta a la de sus elementos de obra digamos, podemos optar por coordinar el color y el diseño de las cortinas con otros accesorios del baño como podrían ser toallas, vasos para los cepillos de dientes, jabonera, e inclusive cestas, estanterías, cuadros y plantas.

Tener plantas naturales en el baño es una forma de darle vida a este espacio de la casa. Pero hay que tener en cuenta que debemos elegir plantas que necesiten poca luz y toleren la humedad, como el bambú.

Para finalizar, siempre debemos tener en mente que el cuarto de baño forma parte de la casa, lo que significa que debe transmitir nuestro sello personal.

WhatsApp