Cortinas para sala

Las cortinas para la sala de estar o el salón tienen un especial protagonismo interno ya que se trata del ambiente que primero y más a menudo ven nuestras visitas. Pero estas cortinas también tienen un protagonismo externo, debido a que son los accesorios de decoración interior que a menudo se visibilizan en el exterior. Por tanto, la elección del diseño de cortinas para la sala, debe ser una decisión meditada teniendo en cuenta múltiples factores.

Leer más

En primer lugar, la amplitud o el tamaño de la sala de estar es bastante determinante a la hora de decidirnos por un modelo de cortina y su diseño.A espacios pequeños resultan más armónicas las cortinas sencillas, como las clásicas cortinas fruncidas, las de trabillas o las cortinas con ojales.

Pero como lo sencillo no es contrario a lo moderno, en salas de estar pequeñas podemos aportar armonía igualmente instalando cortinas modernas, como ser las persianas Venecianas, Estores, Estores enrollables (o roller) o Panel Japonés.

Sin embargo, para instalar cortinas para sala modernas, debemos antes considerar el sistema de apertura de la ventana.

Este punto es importante pues la mayoría de las cortinas modernas son compatibles con las ventanas que se abren con hojas deslizables, ya sea horizontal o verticalmente. Pero cuando las hojas son batientes, y sobre todo cuando se abren hacia adentro, pueden ser un inconveniente para la instalación de cortinas modernas para la sala.

En cualquier caso, el modelo de cortina elegido para una sala de escasos metros ha de ser aquel que menor espacio le reste al ambiente de la sala, tanto de hecho como visualmente.

Por el contrario, si nuestra sala de estar o salón es de dimensiones razonables o más bien amplia, ya podemos tener mayor libertad a la hora de decidirnos por un modelo y un diseño de cortina u otro.

Sin embargo, como todo en decoración y en el mundo de la estética, existen secretos o trucos, para sacarle el mejor partido a la sala de estar.

Y esto no es otra cosa que considerar, por ejemplo, la altura de los techos o la amplitud de la abertura de la ventana o ventanas en cuestión.

Cuando los techos de nuestra sala son bajos, e incluso cuando el techo es irregular, sugerimos optar por tejidos con rayas verticales, ya que éstas aportan una impresión de altura y rompen con la asimetría dando un aspecto de normalidad.

Si nuestra sala de estar es amplia y tiene más de una ventana, parece redundante, pero no lo es decir que ambas cortinas deberían ser iguales en modelo y diseño. Sin embargo, esto no parece tan sencillo de suponer cuando las ventanas son de distinto tamaño.

Si este fuera el caso, no debemos nunca perder de vista que las cortinas deben aportar armonía al conjunto de elementos de la sala. Por tanto, procuraremos que ambas cortinas sean, además de modelo y diseño, también iguales en el tamaño, o más bien lo más parecidas posibles.

Cuando tenemos el conjunto ideal de sala de estar amplia con una ventana grande, entonces es el momento de darle a la cortina un gran protagonismo, ya sea eligiendo un color oscuro que destaque sobre el color de la pared, y/o un modelo y diseño de cortina con mucha personalidad.

Cortinas para la sala modernas

Tradicionalmente, se suele afirmar que las cortinas son un suplemento que se selecciona en función del estilo y la decoración de la sala ya elegidos.

Sin embargo, las cortinas modernas para la sala no tienen que ser necesariamente solo para mobiliario y accesorios modernos.

Es perfectamente posible, estéticamente hablando, elegir cortinas modernas para salas con mobiliario clásico siempre y cuando los colores y el diseño de los tapices sean coordinados armónicamente con los sofás, sillas, cojines y demás accesorios decorativos.

Dicho esto, podemos afirmar que si queremos añadir un punto de modernidad a un mobiliario clásico podemos optar por cortinas venecianas, estores, estores enrollables y paneles japoneses.

Las cortinas o persianas venecianas (también conocidas como persianas americanas) pueden, por ejemplo, instalarse en vez del visillo, y combinarse con una cortina de tejido de trama compacta. En este caso la cortina veneciana hará la función de regular la luz.

La cortina de tejido desplegada, en combinación con la persiana veneciana, hará la función de bloquear la entrada de luz al tiempo que deja a la ventana de la sala “vestida”. O bien puede dejarse recogida a los costados de la ventana a fin de ocultar el sistema de cuerdas de recogida de la persiana y como elemento meramente decorativo.

Esta misma combinación es armónicamente posible entre estores enrollables y cortinas de tela.

WhatsApp