7 Tendencias actuales en la decoración con papel pintado

La versatilidad del papel de pared es una ventaja que no pasa desapercibida ni para los profesionales de la decoración ni para los usuarios finales. Desde los clásicos papeles pintados en mono tono con textura, los de estilo vintage de los años 60 en adelante, hasta los papeles decorativos modernos con impresiones realistas y con efectos de luz, motivos selváticos, florales y tipográficos, son elementos decorativos perfectos para diseñar cualquier atmósfera.

Sin embargo, dentro de todo este universo estético cada temporada surge una tendencia en papel pintado. Considerando la facilidad de su colocación y retirada, la inmensa variedad de diseños, texturas y colores… ¿por qué no atreverse a transformar las estancias interiores como si de una casa nueva se tratara?

Aquí te presentamos siete ejemplos de decoración que son tendencia en papel pintado. Mira, inspírate y súmate a alguna tendencia!


Los diseños de inspiración tropical siguen siendo tendencia en papel pintado. Sin embargo, los colores propios de una selva, como podrían ser los colores primarios, dan paso a siluetas más discretas con tonos monocromos.

Esta tendencia en papel pintado es ideal para crear ambientes sobrios pero actuales, con un toque de frescura aportado por el diseño de las hojas.


Crear ambientes elegantes nunca ha sido tan fácil y económico con los papeles pintados de inspiración en el mármol de Carrara.

Para seguir esta tendencia en papel pintado, podemos utilizar el papel de pared con diseño de baldosas de mármol, o bien, el de superficie contínua y diáfana como en esta propuesta. Para crear un ambiente limpio y elegante se ha combinado con muebles de estilo Mid Century tapizados en terciopelo.


Impregnados de elegancia y sensualidad, los diseños arabescos son tendencia en papel pintado. Las paredes se llenan de calidez y confort con damascos florales, creando ambientes originales y con gran personalidad.

En esta propuesta podemos observar el papel pintado con diseño arabesco en combinación con uno liso, ambos en tono verde oliva. El conjunto se coordina con detalles geométricos en molduras, alfombras, muebles auxiliares y cojines. El sofá en tono Classic Blue aporta el punto contrastante que equilibra la paleta de colores.


Las superficies con textura en colores lisos siempre son tendencia en papel pintado. Si estamos a gusto con el tono de nuestra pared, o no queremos arriesgar con un diseño, siempre podemos acudir a un papel pintado en tono liso pero con textura.

La ventaja extra del papel de pared con textura es que, aunque tiene un tono liso, rechaza las manchas con mayor facilidad. La textura también protege al papel de pared de abrasiones o peladuras, característica importante si tenemos en casa niños pequeños o mascotas.


La multitud de combinaciones y efectos ópticos que se pueden conseguir con las rayas, hace que este diseño sea tendencia en papel pintado.

En esta propuesta podemos observar un papel de pared de “raya diplomática”. Su diseño es discreto y contenido lo cual aporta sobriedad al ambiente. El conjunto se coordina con un sofá tapizado en negro y textil cuadrillé blanco y negro, para crear un ambiente serio pero elegante.


Las paredes decoradas con figuras geométricas pueden combinar con diversos estilos decorativos, al tiempo que aportan una nota de color y sensación de armonía. El estilo geométrico es una tendencia en papel pintado ya que puedes colocarlo en interiores e incluso exteriores como tu terraza.

En la propuesta de la imagen vemos que el diseño geométrico en 3D combina a la perfección con un estilo moderno. Pero, las figuras geométricas también encajan a la perfección con ambientes de estilo minimalista como el nórdico, o los marcadamente femeninos como el estilo shabby chic.


Habiendo tantas posibilidades para elegir tu papel pintado, ¿porqué no elegir más de un estilo? Esto es lo que se preguntaron quienes crearon la tendencia en papel pintado que propone colocar hasta tres estilos en un mismo ambiente, teniendo como hilo conductor uno o dos tonos.

En la imagen vemos papeles pintados con distintos diseños florales, veteados y lisos, que se conectan entre sí por el color azul índigo en combinación con otros tonos contrastantes.