Papel Tapiz para Baño

Papeles pintados para baños y cocinas

El universo decorativo actual experimenta una revolución nunca vista anteriormente. Y es que tenemos a nuestro alcance renovados recursos decorativos, como los papeles pintados, elaborados con una estética, una tecnología y unos materiales realmente sorprendentes.

Si te planteas darle un aire diferente a tu baño o cocina, hoy en día ya puedes considerar al papel pintado un gran aliado, que además es tendencia. Un recurso de fácil instalación que no solo te aleja de obras interminables y polvorientas, sino que te acerca a un mundo de posibilidades muy variadas y económicas.

Los papeles pintados te permiten además afinar tu elección en relación al tipo de papel, la durabilidad, su aplicación, y sobre todo, a tu presupuesto. ¿Qué más se puede pedir?

Los papeles pintados han evolucionado, ¡y cómo!

Atrás quedó esa época, allá por 1960, en que el papel pintado era eso: solo papel. Y por tal motivo solo podía usarse en cuartos y salones.

Desde hace unos años, y cada vez más, los papeles pintados se producen particularmente para distintas estancias y usos. Eso hace que el producto tenga cualidades específicas según el sitio al que va destinado.

En el caso de estancias interiores húmedas o sometidas a vapores, como el baño y la cocina, el papel pintado está elaborado con materiales y con tratamientos específicos para soportarlo.

Otra ventaja de los modernos papeles pintados es que puedes encontrar uno exactamente a tu gusto, y en caso contrario, hacerlo sobre pedido. De esta forma, agregas un toque de calidez y personalizas al máximo tus espacios.Papel Decorativo en Cocina

Nuevos materiales para nuevos tiempos en baños y cocinas

¿Se puede instalar papel pintado en el baño o en la cocina? Esta pregunta recurrente, tiene hoy en día una rotunda respuesta: SÍ.

Aunque existan muchas reticencias al uso de papel pintado en los baños por su durabilidad a causa de la humedad, esto no supone problema alguno si usas Papel Vinílico o Papel Pintado Vinilizado.

De todas formas, y aunque no es lo ideal, si has elegido un papel pintado no vinílico, puedes utilizarlo en estos ambientes aplicando sobre él una capa de barniz mate totalmente transparente, que no altera el acabado visual del papel y lo hará más lavable y resistente.

Papel Vinílico

El papel vinílico contiene un acabado plastificado que lo hace muy resistente. Los papeles pintados que están indicados para la cocina o el baño son los que tienen un alto gramaje, lo cual se traduce en un mayor grosor y más consistencia.

La película de vinilo (o plástico PVC) le otorga al papel pintado mucha resistencia a la luz solar (no pierde brillo ni color) y a la humedad evitando que la transpiración llegue a la base de papel del revestimiento. Incluso es muy fácil limpiarlo, dejándolo como nuevo simplemente con un trapo húmedo.

Papel Pintado Vinilizado

Este revestimiento también es conocido como papel pintado lavable. A diferencia del papel vinílico, el papel pintado vinilizado tiene una capa plástica más ligera (acetato de polivinilo).

La resistencia a la humedad y a limpieza frecuente es menor que el del papel vinílico, pero también es más económico. Esto puede ser un punto a favor si tu presupuesto es reducido, o si te gusta renovar el aspecto de tu baño o cocina cada tanto.

Aun con todo, para la zona de la cocción y la de aguas en cocinas y baños, es recomendable optar por los revestimientos de fibra de vidrio que contienen un acabado de dos capas de resina transparente. Incluso son papeles pintados que pueden usarse en exteriores.

¿Se puede colocar papel pintado sobre los azulejos del baño o de la cocina?

Afortunadamente, sí. Y en esto radica la principal ventaja de los papeles pintados. Sin embargo, hay que acondicionar previamente la superficie de los azulejos y las juntas entre los mismos. Como los azulejos no tienen porosidad no son fácilmente adheribles, y además las juntas (o lechada) producen alteraciones en la superficie que hay que arreglar previamente a la colocación del papel pintado.

En primer lugar hay que asegurarse de que los azulejos están bien adheridos a la pared. Luego, comprobar que las juntas no tengan moho, y por último limpiar a fondo azulejos y juntas.

A continuación, se ha de aplicar una masilla similar al yeso con la que se cubren las imperfecciones creadas por las juntas o por las roturas de azulejos, dejando la superficie lo más lisa posible.

Para crear un soporte sobre el que aplicar el papel pintado y dar adherencia a los azulejos, se aplica una capa de una masilla específica resistente al agua y la humedad. Previo secado y lijado de esta capa, se aplica una segunda capa del mismo producto, dejando la superficie lisa como si fuera una pared enlucida.

Por último, se aplica el adhesivo del papel pintado y lo colocamos siguiendo las indicaciones del fabricante.

Si quieres sacarle el máximo partido al papel pintado no necesitas empapelar todo el baño o la cocina, de hecho, colocándolo en lugares puntuales conseguirás destacar aún más su efecto. Esto también es válido si es la primera vez y te animas a instalarlo tu mismo.

En cualquier caso, para despejar cualquier duda sobre este tema, consultar estilismos, adquirir papeles pintados o contratar servicios de instalación, los datos de contacto de nuestra tienda están disponibles en esta web. Estaremos encantados de asesorarte.