Cojines y Decoración

La importancia de los cojines en la decoración del hogar

En el universo decorativo solo existe un complemento que garantice la transformación de una estancia, mediante un cambio instantáneo y con una mínima inversión económica: los cojines. Si a esto le agregamos la inmensa versatilidad de los cojines, su capacidad para “vestir” los ambientes y el plus de comodidad que aportan, entonces tenemos el complemento perfecto.

La importancia del tamaño en la elección de los cojines

Los cojines pueden hacer magia en todas las circunstancias. Otra cosa es que esa magia sea espléndida o no. Esto último sucede cuando el tamaño de los cojines no encajan con el resto del mobiliario y la estancia. A quienes tienen sensibilidad estética o decorativa esto le parece evidente, pero no todos tenemos ese don.

Hay que prestar atención a que los cojines, sobre todo si son decorativos, no sean muy grandes o muy pequeños en relación al mueble en el que lucen. Así por ejemplo, un sofá de medidas convencionales funcionará bien con cojines cuadrados de 40 a 50 cm. Sin embargo, los cojines de cama generalmente están por encima de los 60 x 60 cm y no se usan para dormir, sino para sostenerse sentado y como elemento decorativo.

Cuando tenemos cojines de varios tamaños, colocar los cojines más grandes en los extremos y los más pequeños en el centro. Esto funciona mejor visualmente e incluso es más práctico porque no tendrás que quitar los grandes cada vez que te sientes.

El textil, elemento fundamental en la decoración con cojines

Podría decirse que la tela de los cojines es el elemento que más juego puede dar a la hora de decorar el hogar. Si bien es cierto que la elección de colores, texturas e incluso la disposición de los cojines son importantes, es la tela de un cojín el elemento que más suma (o resta, según sea el caso) a la estética de un ambiente. Por ello, es necesario prestar atención al estilo decorativo de la estancia para elegir el textil más adecuado.

Cuando tenemos una estancia de estilo clásico, los textiles que mejor encajan son la seda, el lino o el terciopelo. Dentro de este estilo decorativo podemos combinar cojines de diversos colores, estampados y texturas, e incluso agregar detalles de pasamanería.

El algodón o el lino, sin embargo, funcionan bien con un mobiliario contemporáneo. Podemos utilizar estos géneros ligeros en cojines grandes y con diseños geométricos.

Pero cuando la decoración de tu hogar es una mezcla de estilos, puedes arriesgarte a combinar cojines con diferentes estampados, materiales o formas en un mismo tono para no caer en el caos.

La comodidad viene del interior

Además de añadir acentos de color y estilo a una estancia, los cojines pueden aportar confort a cualquier estancia.

Desde una perspectiva funcional, los cojines pueden utilizarse para apoyar la espalda, el cuello, la cabeza e incluso, los pies, otorgando soporte y comodidad cuando se requiera. Sin embargo, todas esta funcionalidad se puede ver distorsionada si no se corresponde con el relleno más adecuado según su uso.

Entre las fibras naturales, los expertos coinciden en que el relleno de algodón es el más recomendado (mientras no contenga productos químicos) por ser un material suave, delicado, hipoalergénico y transpirable, ideal para cojines de habitación. Por su parte, el relleno de pluma o plumón de origen animal también es suave, pero su fuerte es la firmeza y la transpirabilidad, adecuados para cojines de cama.

Entre los rellenos artificiales, el de espuma destaca porque puede utilizarse de una sola pieza, en tiras o picada, ideal para cojines de exterior por su resistencia y firmeza.

También es muy versátil, hipoalergénico y lavable el poliéster, ideal para cojines decorativos. En su formato hueco siliconado ofrece gran suavidad y firmeza, y su utilización en combinación con viscoelástica además aporta comodidad, ideal para grandes cojines de suelo o de chaise long.

Perdiendo las formas: cojines para todos los gustos

Atrás quedó la era en que los cojines solo tenían 4 formas básicas: cuadrados, rectangulares, redondos y cilíndricos (rulos). Hoy en día, además, se puede decorar con cojines con las formas más sorprendentes, para crear ambientes temáticos o simplemente, para expresar nuestros gustos más exóticos.

Cuando mezclar tamaños y formas es tu opción preferida solo debes atenerte a una regla sobre el color y la textura. Si los cojines tienen diferente textura, es aconsejable que compartan un mismo tono de fondo. Por el contrario, si tienen un mismo color o tonalidad, entonces puedes jugar con diferentes texturas.

Ya no tienes excusa para renovar la decoración del hogar con una pequeña inversión. Si tienes dudas o no sabes por donde empezar no te preocupes, en Cortinaje contamos con una amplia selección en telas y cojines decorativos para que tu hogar reluzca más que nunca. Nuestro equipo de profesionales le ayudará y aconsejará hasta conseguir la mejor elección para su hogar.