Estilo decorativo Mid Century

Claves para conseguir un estilo de decoración Mid Century

Si realmente quieres empaparte del estilo Mid Century que se ha revelado como tendencia, solo tienes que ver algún capítulo de las series de esa época. Yo amo a Lucy, Embrujada, el Súper agente 86 o, más recientemente, Mad Men, entre muchísimas otras, tienen escenarios 100% de estilo Mid Century.

Pero, si eres nacido en los ochenta es probable que todo esto no te suene. Es por ello que en este artículo te ofrecemos un repaso rápido y concreto por los esenciales del estilo Mid Century.

Los orígenes del estilo Mid Century

La estética futurista de estilo funcional surgida a finales del S. XIX fue evolucionando durante el siguiente siglo. Así fue como, entre los años 1930 y 1960, surgió en el norte Europa el estilo Mid Century el cual fue reconocido por académicos como un importante movimiento de diseño.

El estilo Mid Century conserva las líneas futuristas (o como se pensaba que sería el futuro a mitad del siglo pasado) del modernismo. Pero también se ve influído por la estética mecanicista de la producción industrial que le agrega ese toque tecnológico y funcional.

Rige la funcionalidad

Sin descuidar la estética, las piezas del estilo Mid Century buscan primordialmente la funcionalidad, con lineas puras.

Nada más lejos del estilo Mid Century que la opulencia y la exuberancia. Los ambientes apenas tienen adornos en mobiliario o decoración, y sus piezas son sencillas y simples con trazos limpios y rectos.

Los colores del Mid Century

El look relajado que propone el estilo decorativo Mid Century se logra con una paleta de colores de tono sobre tono. Esto significa que en todos los elementos del ambiente (suelo, paredes y muebles voluminosos) se utilizan los mismos colores neutros: blanco, marrón, beige o gris.

Aún así, y para romper un poco la monotonía, se pueden agregar complementos, como cojines, en colores llamativos, pero con textiles de diseños geométricos para enfatizar el estilo.

La madera manda

Es imposible que un estilo decorativo que nace en los países nórdicos no cuente con este elemento natural, y el Mid Century no es la excepción. La madera está presente en todo tipo de mobiliario pero respetando su acabado natural.

Los muebles de estilo Mid Century se caracterizan por tener patas cortas y con cierta inclinación oblicua, puede decirse que es su seña de identidad. Muchas de estas piezas han vuelto a estar de moda, por su estética y funcionalidad.

Influencia industrial

La estética del Mid Century se ve influida por la producción industrial que alcanza un auge a mediados del S. XX. En el mobiliario encontramos sillas, sillones y taburetes con estructura de hierro.

Para este estilo decorativo, la arquitectura del edificio y su estructura es bella y por ello quedan a la vista las paredes de ladrillo visto, vigas de madera, pilares metálicos, etc.

Piezas icónicas

El estilo Mid Century ha diseñado muebles que han trascendido hasta nuestros días, muchos de ellos son emblemáticos y vuelven a reeditarse para convertirse en la tendencia del momento.

Así por ejemplo, está la butaca Egg (diseñada en 1958 por el arquitecto danés Arne Jacobsen), la silla Tulip (diseño de Eero Saarinen de 1955 inspirada en la flor de tulipán) o la silla Whisbone (diseñada en 1949 por Hans J. Wegner).

Otros elementos representativos

Las lámparas de metal en acabado dorado, cobrizo o negro son de estilo Mid Century siempre que tengan brazos o pies largos y líneas rectas. Sin embargo, su re edición ha evolucionado hacia diseños más escultóricos con formas tubulares y esféricas.

Los diseños geométricos son una constante en el estilo Mid Century. Círculos, cuadrados, rombos, etc. en colores neutros pero contrastantes, y de gran formato en paredes, tapicerías, láminas, cuadros, etc. Sin embargo, es aconsejable evitar la saturación visual del ambiente incluyendo elementos de grandes dimensiones.

El estilo Mid Century ha vuelto para arrasar, ya que encaja perfectamente a los nuevos tiempos en los que se llevan muebles funcionales, con líneas puras y elegantes, ambientes luminosos pero en colores neutros.