6 objetos imprescindibles en un dormitorio de estilo romántico

La decoración interior de estilo romántico halla su origen en Gran Bretaña durante el reinado de la reina Victoria (1837 a 1901), pero se consolidó en Francia y Alemania.

La estética romántica inglesa formaba parte del estilo victoriano que incluía la arquitectura gótica, la moda, la cultura y la literatura romántica, entre otras formas de expresión. Sin embargo, en Francia está asociado al reinado de Luis XV y Luis XVI especialmente en cuanto a la estética de los muebles.

Aunque ya no se llevan esos ambientes recargados, un renovado estilo romántico vuelve a ser tendencia, apelando a los sentidos para crear espacios acogedores y atemporales.

¿Cómo es el estilo romántico?

Se trata de una estética que transmite candidez y delicadeza, dos aspectos muy apropiados para un dormitorio de estilo romántico, pues se busca crear atmósferas apacibles y acogedoras.

La decoración romántica es fácil de reconocer ya que en ella predominan los tonos de color rosa, el uso de flores naturales, diseños florales en los textiles y paredes, y la ornamentación con molduras y zócalos.

El blanco es el color principal, y junto a él se admiten tonalidades pastel que aportan calma y energía positiva. Otro elemento característico del estilo romántico son los muebles de madera, los accesorios decorativos con molduras y el papel pintado en uno o varios tabiques, entre otros.

Originalmente, este estilo producía ambientes recargados que actualmente nos resultarían agobiantes. Por ello, hoy en día, la tendencia es actualizarlo con algunos elementos de estilo moderno, vintage o shabby chic.

En cualquier caso, si quieres darle un aire de estilo romántico al dormitorio, a continuación te enumeramos los objetos imprescindibles que debes agregar.

Cabecero acolchado

Puedes optar por la versión tradicional de cabecero con molduras de bordes redondeados, o bien, por la versión actualizada sin molduras y de líneas rectas. En cualquier caso, el acolchado es imprescindible y puede estar revestido en capitoné, lino, algodón o terciopelo en tonalidades neutras o colores pastel.

Estampado floral

El estampado de estilo romántico contiene pequeños diseños de flores donde predominan los tonos pasteles. Es ideal para incorporarlo a los textiles de cortinas y cojines, combinandolo con un tono liso para no saturar la vista.

Otra opción para un dormitorio de estilo romántico son los papeles pintados para la pared. Aunque es muy versátil, la temática floral puede empequeñecer visualmente una estancia si se aplica a todas las paredes. Por ello, es aconsejable colocarlo solo en una pared, o a modo de mural, o bien, a media altura en todas las paredes del dormitorio.

Fotos y cuadros con marcos

En los marcos de estilo romántico las molduras ocupan un gran protagonismo, ya sea por su grosor, diseño o color. Si bien, originalmente en el estilo victoriano las molduras eran doradas, una opción actual son las molduras de colores pasteles, siendo el blanco el tono más compatible.

En dormitorios medianos o pequeños, es conveniente asegurarse que los marcos no sean de gran tamaño, ni agregar más de 3 elementos porque se podría recargar visualmente la estancia.

Por si no queremos renunciar a exhibir varias fotos enmarcadas, podemos recurrir a marcos de estilo moderno y líneas rectas, del mismo color y en combinación con los de estilo romántico.

Lámparas de sobremesa

De pantalla muy trabajada y base circular, las lámparas de sobremesa de estilo romántico se reinventan con materiales y luces modernas, pero aportando una elegancia atemporal.

La base de las lámparas ya no es solo de madera contorneada, sino también de materiales más livianos que la imitan. Y la iluminación que proyectan es a base de LEDs con posibilidad de regular la luminosidad.

Muebles de madera

Los muebles de madera de estilo romántico tienen tonos pasteles, patas torneadas, formas curvas y redondeadas. El mobiliario de estética romántica está asociada al estilo francés, cuya pieza más representativa es el sillón Luis XVI, ideal para el dormitorio por su comodidad y su elegancia.

Velas y flores

No pueden faltar las velas aromáticas en recipientes de loza o cristal en un dormitorio de estilo romántico. Pero si las enciendes, no las dejes sin supervisión en ningún momento! Una alternativa son los apliques lumínicos de pared con diseño de velas.

Las flores en su versión natural, como es evidente, son altamente románticas. Puedes optar por un gran ramo de flores frescas o por un pequeños floreros de una sola flor sobre las mesillas de noche.

El estilo romántico se asocia frecuentemente a lo femenino, por ello en los dormitorios matrimoniales es posible diluir un poco esta estética manteniendo el diseño pero agregando toques de tonos negros y grises. Con ello conseguiremos rebajar la impronta romántica y aportar sofisticación.

La clave de este estilo es buscar el equilibrio para que la estética romántica no se vea artificial y hasta un poco ridícula.

Si quieres despejar cualquier duda sobre cómo incorporar este estilo estaremos encantados de atenderte. Nuestros profesionales te pueden asesorar para que tu dormitorio de estilo romántico sea auténtico y equilibrado.