6 objetos imprescindibles en un dormitorio de estilo romántico

La decoración interior de estilo romántico halla su origen en Gran Bretaña durante el reinado de la reina Victoria (1837 a 1901), pero se consolidó en Francia y Alemania.

La estética romántica inglesa formaba parte del estilo victoriano que incluía la arquitectura gótica, la moda, la cultura y la literatura romántica, entre otras formas de expresión. Sin embargo, en Francia está asociado al reinado de Luis XV y Luis XVI especialmente en cuanto a la estética de los muebles.

Aunque ya no se llevan esos ambientes recargados, un renovado estilo romántico vuelve a ser tendencia, apelando a los sentidos para crear espacios acogedores y atemporales.

¿Cómo es el estilo romántico?

Se trata de una estética que transmite candidez y delicadeza, dos aspectos muy apropiados para un dormitorio de estilo romántico, pues se busca crear atmósferas apacibles y acogedoras.

La decoración romántica es fácil de reconocer ya que en ella predominan los tonos de color rosa, el uso de flores naturales, diseños florales en los textiles y paredes, y la ornamentación con molduras y zócalos.

El blanco es el color principal, y junto a él se admiten tonalidades pastel que aportan calma y energía positiva. Otro elemento característico del estilo romántico son los muebles de madera, los accesorios decorativos con molduras y el papel pintado en uno o varios tabiques, entre otros.

Originalmente, este estilo producía ambientes recargados que actualmente nos resultarían agobiantes. Por ello, hoy en día, la tendencia es actualizarlo con algunos elementos de estilo moderno, vintage o shabby chic.

En cualquier caso, si quieres darle un aire de estilo romántico al dormitorio, a continuación te enumeramos los objetos imprescindibles que debes agregar.

Cabecero acolchado

Puedes optar por la versión tradicional de cabecero con molduras de bordes redondeados, o bien, por la versión actualizada sin molduras y de líneas rectas. En cualquier caso, el acolchado es imprescindible y puede estar revestido en capitoné, lino, algodón o terciopelo en tonalidades neutras o colores pastel.

Estampado floral

El estampado de estilo romántico contiene pequeños diseños de flores donde predominan los tonos pasteles. Es ideal para incorporarlo a los textiles de cortinas y cojines, combinandolo con un tono liso para no saturar la vista.

Otra opción para un dormitorio de estilo romántico son los papeles pintados para la pared. Aunque es muy versátil, la temática floral puede empequeñecer visualmente una estancia si se aplica a todas las paredes. Por ello, es aconsejable colocarlo solo en una pared, o a modo de mural, o bien, a media altura en todas las paredes del dormitorio.

Fotos y cuadros con marcos

En los marcos de estilo romántico las molduras ocupan un gran protagonismo, ya sea por su grosor, diseño o color. Si bien, originalmente en el estilo victoriano las molduras eran doradas, una opción actual son las molduras de colores pasteles, siendo el blanco el tono más compatible.

En dormitorios medianos o pequeños, es conveniente asegurarse que los marcos no sean de gran tamaño, ni agregar más de 3 elementos porque se podría recargar visualmente la estancia.

Por si no queremos renunciar a exhibir varias fotos enmarcadas, podemos recurrir a marcos de estilo moderno y líneas rectas, del mismo color y en combinación con los de estilo romántico.

Lámparas de sobremesa

De pantalla muy trabajada y base circular, las lámparas de sobremesa de estilo romántico se reinventan con materiales y luces modernas, pero aportando una elegancia atemporal.

La base de las lámparas ya no es solo de madera contorneada, sino también de materiales más livianos que la imitan. Y la iluminación que proyectan es a base de LEDs con posibilidad de regular la luminosidad.

Muebles de madera

Los muebles de madera de estilo romántico tienen tonos pasteles, patas torneadas, formas curvas y redondeadas. El mobiliario de estética romántica está asociada al estilo francés, cuya pieza más representativa es el sillón Luis XVI, ideal para el dormitorio por su comodidad y su elegancia.

Velas y flores

No pueden faltar las velas aromáticas en recipientes de loza o cristal en un dormitorio de estilo romántico. Pero si las enciendes, no las dejes sin supervisión en ningún momento! Una alternativa son los apliques lumínicos de pared con diseño de velas.

Las flores en su versión natural, como es evidente, son altamente románticas. Puedes optar por un gran ramo de flores frescas o por un pequeños floreros de una sola flor sobre las mesillas de noche.

El estilo romántico se asocia frecuentemente a lo femenino, por ello en los dormitorios matrimoniales es posible diluir un poco esta estética manteniendo el diseño pero agregando toques de tonos negros y grises. Con ello conseguiremos rebajar la impronta romántica y aportar sofisticación.

La clave de este estilo es buscar el equilibrio para que la estética romántica no se vea artificial y hasta un poco ridícula.

Si quieres despejar cualquier duda sobre cómo incorporar este estilo estaremos encantados de atenderte. Nuestros profesionales te pueden asesorar para que tu dormitorio de estilo romántico sea auténtico y equilibrado.

Papel Tapiz para Baño

Papeles pintados para baños y cocinas

El universo decorativo actual experimenta una revolución nunca vista anteriormente. Y es que tenemos a nuestro alcance renovados recursos decorativos, como los papeles pintados, elaborados con una estética, una tecnología y unos materiales realmente sorprendentes.

Si te planteas darle un aire diferente a tu baño o cocina, hoy en día ya puedes considerar al papel pintado un gran aliado, que además es tendencia. Un recurso de fácil instalación que no solo te aleja de obras interminables y polvorientas, sino que te acerca a un mundo de posibilidades muy variadas y económicas.

Los papeles pintados te permiten además afinar tu elección en relación al tipo de papel, la durabilidad, su aplicación, y sobre todo, a tu presupuesto. ¿Qué más se puede pedir?

Los papeles pintados han evolucionado, ¡y cómo!

Atrás quedó esa época, allá por 1960, en que el papel pintado era eso: solo papel. Y por tal motivo solo podía usarse en cuartos y salones.

Desde hace unos años, y cada vez más, los papeles pintados se producen particularmente para distintas estancias y usos. Eso hace que el producto tenga cualidades específicas según el sitio al que va destinado.

En el caso de estancias interiores húmedas o sometidas a vapores, como el baño y la cocina, el papel pintado está elaborado con materiales y con tratamientos específicos para soportarlo.

Otra ventaja de los modernos papeles pintados es que puedes encontrar uno exactamente a tu gusto, y en caso contrario, hacerlo sobre pedido. De esta forma, agregas un toque de calidez y personalizas al máximo tus espacios.Papel Decorativo en Cocina

Nuevos materiales para nuevos tiempos en baños y cocinas

¿Se puede instalar papel pintado en el baño o en la cocina? Esta pregunta recurrente, tiene hoy en día una rotunda respuesta: SÍ.

Aunque existan muchas reticencias al uso de papel pintado en los baños por su durabilidad a causa de la humedad, esto no supone problema alguno si usas Papel Vinílico o Papel Pintado Vinilizado.

De todas formas, y aunque no es lo ideal, si has elegido un papel pintado no vinílico, puedes utilizarlo en estos ambientes aplicando sobre él una capa de barniz mate totalmente transparente, que no altera el acabado visual del papel y lo hará más lavable y resistente.

Papel Vinílico

El papel vinílico contiene un acabado plastificado que lo hace muy resistente. Los papeles pintados que están indicados para la cocina o el baño son los que tienen un alto gramaje, lo cual se traduce en un mayor grosor y más consistencia.

La película de vinilo (o plástico PVC) le otorga al papel pintado mucha resistencia a la luz solar (no pierde brillo ni color) y a la humedad evitando que la transpiración llegue a la base de papel del revestimiento. Incluso es muy fácil limpiarlo, dejándolo como nuevo simplemente con un trapo húmedo.

Papel Pintado Vinilizado

Este revestimiento también es conocido como papel pintado lavable. A diferencia del papel vinílico, el papel pintado vinilizado tiene una capa plástica más ligera (acetato de polivinilo).

La resistencia a la humedad y a limpieza frecuente es menor que el del papel vinílico, pero también es más económico. Esto puede ser un punto a favor si tu presupuesto es reducido, o si te gusta renovar el aspecto de tu baño o cocina cada tanto.

Aun con todo, para la zona de la cocción y la de aguas en cocinas y baños, es recomendable optar por los revestimientos de fibra de vidrio que contienen un acabado de dos capas de resina transparente. Incluso son papeles pintados que pueden usarse en exteriores.

¿Se puede colocar papel pintado sobre los azulejos del baño o de la cocina?

Afortunadamente, sí. Y en esto radica la principal ventaja de los papeles pintados. Sin embargo, hay que acondicionar previamente la superficie de los azulejos y las juntas entre los mismos. Como los azulejos no tienen porosidad no son fácilmente adheribles, y además las juntas (o lechada) producen alteraciones en la superficie que hay que arreglar previamente a la colocación del papel pintado.

En primer lugar hay que asegurarse de que los azulejos están bien adheridos a la pared. Luego, comprobar que las juntas no tengan moho, y por último limpiar a fondo azulejos y juntas.

A continuación, se ha de aplicar una masilla similar al yeso con la que se cubren las imperfecciones creadas por las juntas o por las roturas de azulejos, dejando la superficie lo más lisa posible.

Para crear un soporte sobre el que aplicar el papel pintado y dar adherencia a los azulejos, se aplica una capa de una masilla específica resistente al agua y la humedad. Previo secado y lijado de esta capa, se aplica una segunda capa del mismo producto, dejando la superficie lisa como si fuera una pared enlucida.

Por último, se aplica el adhesivo del papel pintado y lo colocamos siguiendo las indicaciones del fabricante.

Si quieres sacarle el máximo partido al papel pintado no necesitas empapelar todo el baño o la cocina, de hecho, colocándolo en lugares puntuales conseguirás destacar aún más su efecto. Esto también es válido si es la primera vez y te animas a instalarlo tu mismo.

En cualquier caso, para despejar cualquier duda sobre este tema, consultar estilismos, adquirir papeles pintados o contratar servicios de instalación, los datos de contacto de nuestra tienda están disponibles en esta web. Estaremos encantados de asesorarte.

Viste tu casa de color Classic Blue, el color Pantone 2020

El Instituto de Color Pantone, una institución que desde el año 2000 lleva prediciendo cual será el color del año según una investigación sobre tendencias, ha anunciado que el reinado del año 2020 pertenece al color Classic Blue.

Este tono de azul es un color sólido y fiable, muy versátil y que transmite calma y serenidad. Precisamente por todas estas características se adapta a diversos ambientes y estilos decorativos. Veamos cómo introducir este color atemporal en nuestro hogar.

Combina con tu paleta de colores

El Classic Blue es un color que aporta sensación de paz y refugio a las estancias además de ser altamente combinable con otros tonos.

Si te has subido al carro del Living Coral (color Pantone para el año 2019) no necesitas desechar todos los elementos decorativos en este tono, pues el Classic Blue se puede introducir y combinar con accesorios como lámparas, cojines, cortinas o alfombras.

También podemos lograr un toque de sofisticación combinando el Classic Blue con elementos ya presentes en tonos beige, blancos o grises para darle profundidad a un ambiente sobrio.

Pero si quieres lograr sensación de luminosidad, puedes combinarlo con tonos cálidos como el amarillo, el naranja o el turquesa.Color de moda durante 2020

Alianza con la luz natural

Si bien el Classic Blue aporta sensación de serenidad a un ambiente, la entrada de abundante luz natural es necesaria cuando quieras plasmarlo en una superficie importante (como puede ser el techo o el suelo).

Esto es así porque los colores oscuros si bien dan sensación de profundidad, pueden oscurecer una estancia o quitarle amplitud visual si no cuentan con una buena iluminación.

Accesorios decorativos

Cuando quieras conectar con el color Classic Blue sin arriesgar demasiado, puedes empezar introduciendo accesorios decorativos en este tono. Como ya lo habíamos mencionado, el Classic Blue es un color todoterreno con lo cual no te será muy complicado introducir cojines, lámparas, mantas de sofá, alfombrillas u otros detalles en este tono. Todo depende de la presencia que le quieras dar.

El Classic Blue no solo combina con una amplia paleta de colores, sino también con acabados en dorados, platas y madera, pudiendo así graduar la elegancia y sofisticación que queremos alcanzar con este tono.

Mobiliario en Classic Blue

Versátil a la vez que elegante, el color Classic Blue puede introducirse en piezas de mobiliario que tienen cierto protagonismo en los ambientes. Por ejemplo, en el salón podemos introducir un sofá en este tono y crear composiciones armoniosas con paredes en colores neutros, cortinas beige y una alfombra con azules difuminados. En el dormitorio puedes colocar el cabecero o una cómoda en Classic Blue o bien, las mesillas de luz. Y en la cocina se puede introducir en las puertas de los armarios, la mesa o las sillas.

Paredes

Para utilizar el color Classic Blue en las paredes sin saturar visualmente el ambiente es necesario combinarlo con otro tono contrastante, como puede ser el blanco, beige u otro similar. Estos tonos imprimen fuerza y carácter además de lograr un resultado impactante per armonioso.Classic Blue color 2020

Para no restar amplitud al ambiente, es igualmente importante colocar elementos decorativos en tonos claros en dicha pared, como cuadros, tapices, etc. A fin de que la estancia no quede oscura, hay que asegurarse de que recibe luz natural, y en caso contrario, colocar una iluminación focal en dicha pared.

Combinar estilos decorativos

Podemos destacar que el color Classic Blue encaja cómodamente en un interiorismo de estilo clásico como en una decoración industrial. La versatilidad del color Classic Blue permite tanto incorporarse como crear ambientes desenfadados, discretos, elegantes y exuberantes.

El Classic Blue aporta sensación de aire puro y sereno. Es un tono que puede vestir fácilmente elementos principales como accesorios decorativos, puede ser llamativo o discreto. Se trata, por tanto, de una graduación que depende enteramente del gusto personal.

Estilo decorativo Mid Century

Claves para conseguir un estilo de decoración Mid Century

Si realmente quieres empaparte del estilo Mid Century que se ha revelado como tendencia, solo tienes que ver algún capítulo de las series de esa época. Yo amo a Lucy, Embrujada, el Súper agente 86 o, más recientemente, Mad Men, entre muchísimas otras, tienen escenarios 100% de estilo Mid Century.

Pero, si eres nacido en los ochenta es probable que todo esto no te suene. Es por ello que en este artículo te ofrecemos un repaso rápido y concreto por los esenciales del estilo Mid Century.

Los orígenes del estilo Mid Century

La estética futurista de estilo funcional surgida a finales del S. XIX fue evolucionando durante el siguiente siglo. Así fue como, entre los años 1930 y 1960, surgió en el norte Europa el estilo Mid Century el cual fue reconocido por académicos como un importante movimiento de diseño.

El estilo Mid Century conserva las líneas futuristas (o como se pensaba que sería el futuro a mitad del siglo pasado) del modernismo. Pero también se ve influído por la estética mecanicista de la producción industrial que le agrega ese toque tecnológico y funcional.

Rige la funcionalidad

Sin descuidar la estética, las piezas del estilo Mid Century buscan primordialmente la funcionalidad, con lineas puras.

Nada más lejos del estilo Mid Century que la opulencia y la exuberancia. Los ambientes apenas tienen adornos en mobiliario o decoración, y sus piezas son sencillas y simples con trazos limpios y rectos.

Los colores del Mid Century

El look relajado que propone el estilo decorativo Mid Century se logra con una paleta de colores de tono sobre tono. Esto significa que en todos los elementos del ambiente (suelo, paredes y muebles voluminosos) se utilizan los mismos colores neutros: blanco, marrón, beige o gris.

Aún así, y para romper un poco la monotonía, se pueden agregar complementos, como cojines, en colores llamativos, pero con textiles de diseños geométricos para enfatizar el estilo.

La madera manda

Es imposible que un estilo decorativo que nace en los países nórdicos no cuente con este elemento natural, y el Mid Century no es la excepción. La madera está presente en todo tipo de mobiliario pero respetando su acabado natural.

Los muebles de estilo Mid Century se caracterizan por tener patas cortas y con cierta inclinación oblicua, puede decirse que es su seña de identidad. Muchas de estas piezas han vuelto a estar de moda, por su estética y funcionalidad.

Influencia industrial

La estética del Mid Century se ve influida por la producción industrial que alcanza un auge a mediados del S. XX. En el mobiliario encontramos sillas, sillones y taburetes con estructura de hierro.

Para este estilo decorativo, la arquitectura del edificio y su estructura es bella y por ello quedan a la vista las paredes de ladrillo visto, vigas de madera, pilares metálicos, etc.

Piezas icónicas

El estilo Mid Century ha diseñado muebles que han trascendido hasta nuestros días, muchos de ellos son emblemáticos y vuelven a reeditarse para convertirse en la tendencia del momento.

Así por ejemplo, está la butaca Egg (diseñada en 1958 por el arquitecto danés Arne Jacobsen), la silla Tulip (diseño de Eero Saarinen de 1955 inspirada en la flor de tulipán) o la silla Whisbone (diseñada en 1949 por Hans J. Wegner).

Otros elementos representativos

Las lámparas de metal en acabado dorado, cobrizo o negro son de estilo Mid Century siempre que tengan brazos o pies largos y líneas rectas. Sin embargo, su re edición ha evolucionado hacia diseños más escultóricos con formas tubulares y esféricas.

Los diseños geométricos son una constante en el estilo Mid Century. Círculos, cuadrados, rombos, etc. en colores neutros pero contrastantes, y de gran formato en paredes, tapicerías, láminas, cuadros, etc. Sin embargo, es aconsejable evitar la saturación visual del ambiente incluyendo elementos de grandes dimensiones.

El estilo Mid Century ha vuelto para arrasar, ya que encaja perfectamente a los nuevos tiempos en los que se llevan muebles funcionales, con líneas puras y elegantes, ambientes luminosos pero en colores neutros.