Habitación acogedora

Haz que tu habitación sea más acogedora con estos consejos

El dormitorio es el espacio más privado de nuestras vidas, un auténtico refugio en el que descansar y reflexionar. Por tanto, ha de tratarse de una estancia que conecte con la forma de ser de cada persona y que resulte agradable, pues influye en el estado de ánimo de quien habita en ella. En este artículo dedicamos unas líneas a darte consejos sobre habitaciones acogedoras, adaptables a todos los tamaños y ambientes.

Desorden ordenado

El orden es siempre de agradecer en una habitación, pero una excesiva rigidez limita la espontaneidad y puede dar la sensación de estar ante una oficina o una casa piloto. Por tanto, son siempre bienvenidos los objetos personales y decorativos que demuestren que ahí, efectivamente, vive alguien y que tiene una personalidad bien definida.

Las paredes en habitaciones acogedoras

Las paredes son un elemento importante a la hora de crear habitaciones acogedoras. Por lo que respecta a los colores, es preferible huir del blanco estándar y buscar tonos relajantes, incluso combinando varios de ellos. Mayor versatilidad estilística ofrece el papel tapiz, del que somos expertos en Cortinaje by Ángel Cabrera. El arte tiene también su hueco, aunque sin la pretensión de convertir los muros en un museo. De hecho, se puede dar un tratamiento artístico a fotografías personales u otros elementos de la historia de tu vida.

Luz natural Vs iluminación íntima

Otro consejo para una habitación acogedora es el uso equilibrado de la luz. Si bien es preferible que durante el día haya un amplio torrente de luz natural, durante la noche se prefiere una iluminación íntima y subjetiva, aunque siempre manteniendo un nivel suficiente para desenvolverse cómodamente por la estancia. Una idea interesante es iluminar ciertos elementos de manera dirigida o retroiluminar espacios, como el cabecero de la cama.

Alfombras, señal de calidez

En invierno, las habitaciones acogedoras han de ser cálidas. Y una forma de conseguirlo es por medio de las alfombras, que se pueden disponer en torno a la cama o en la zona del vestidor, especialmente si el pavimento no es de parquet o resulta frío al contacto con el pie.

Textiles a juego

Las alfombras no se pueden elegir al azar. Ni tampoco las cortinas. Ni mucho menos la ropa de cama. De hecho, todo debe seguir la misma línea de estilo y color, por cercanía cromática o por contraste armónico. Además, han de ofrecer un tacto suave y agradable.

Cojines, la guinda de la decoración

Especial mención hacemos a los cojines decorativos, que se pueden considerar la guinda del estilo de una habitación. Como puedes comprobar en nuestro catálogo, pueden ser el complemento ideal de la ropa de cama o un elemento atrevido y protagonista, que destaque en conjunto de la estancia.

Espacio ventilado y aromatizado

Y por último, otro aspecto fundamental para las habitaciones acogedoras y el cual no se aprecia por fotografía: su aire. Es fundamental ventilar el espacio cada día para lograr un ambiente limpio y, si lo deseas, puedes añadir tu toque personal con fragancias o incienso de tu gusto.