Cómo elegir las cortinas de tu oficina

Cómo elegir las cortinas para decorar tu oficina

La oficina no tiene por qué ser un lugar frío e impersonal. Las ideas más inspiradoras suelen surgir de entornos estimulantes y agradables, que favorecen un ambiente creativo y permiten sacar el máximo partido a las horas de trabajo. En este sentido escoger unas buenas cortinas es una de las claves para la decoración de oficinas.

Decoración de oficinas: las claves del cortinaje

Para acertar en la elección de las cortinas y crear una buena armonía en tu ambiente de trabajo tienes que tener en cuenta aspectos como la iluminación, los colores, el mobiliario y el espacio del que dispones.

  • Es importante aprovechar la luz natural siempre que sea posible; pero a la vez hay que evitar que los rayos de sol se reflejen directamente sobre la pantalla del computador creando molestos reflejos. Para ello, será necesario escoger unas cortinas que regulen la entrada de luz en función de la hora del día y que dejen entrar la luminosidad pero sin llegar a deslumbrarnos.
  • Asimismo, utilizar colores claros y suaves en la decoración de oficinas (en las cortinas, mobiliario y pintura de las paredes) permite crear una sensación de mayor amplitud necesaria especialmente en espacios pequeños.
  • En el caso de espacios amplios, despejados, con un mobiliario de líneas sencillas y de paredes claras podemos permitirnos elegir unas cortinas con más color, o estampados, para crear un mayor contraste y darle personalidad al espacio.

Materiales y tipos de cortinas

Uno de los materiales que más se utiliza para la decoración de cortinas de oficinas modernas es el screen. Se trata de un tejido técnico, fabricado con filamentos de fibra de vidrio o de poliéster. Resulta muy práctico, porque puedes escogerlo de mayor o menor opacidad en función de la luminosidad exterior o de la privacidad que quieras dar a la instancia. Una de sus principales cualidades es que permite aprovechar al máximo la luz del sol, evitando que se produzcan reflejos en el computador. Así se consigue una visión más nítida de la pantalla y permite una mayor relajación visual, lo cual mejora el rendimiento en el trabajo. Otra de sus ventajas, es que ayuda a controlar la entrada de calor o frío del exterior, actuando como un tejido con gran capacidad aislante. Además, es un material que se mantiene intacto durante tiempo y se limpia con facilidad con un paño húmedo. El tejido screen se emplea en estores enrollables, plegables, cortinas, paneles verticales (skyline) y puede encontrarse en una gran variedad de colores.

Otros materiales utilizados para las cortinas de oficina son el aluminio, o la madera. Estos se emplean en la confección de las cortinas venecianas, que se caracterizan por estar formadas por lamas, más o menos gruesas. Cuentan con cordeles o bastones que permiten variar su posición y su ángulo de apertura para regular la entrada de la luz. Las de madera aunque son más caras que el plástico, son perfectas para dar un carácter más cálido y personal a tu oficina.

Las cortinas para la oficina, además de resultar imprescindibles para facilitar una buena iluminación, son un elemento decorativo que convierten tu zona de trabajo en un lugar más agradable y confortable. Las encontrarás generalmente en colores lisos, pero también puedes personalizarlas como más te gusten: pintando las lamas con distintos colores, jugando con dibujos, degradados, tapizándolas de papel o incluso ponerles el sello distintivo de tu empresa. Las posibilidades pueden ser tantas como indique tu imaginación.