cortinas luz natural

Aprovecha los espacios de luz en tu casa con estos consejos

¿Cómo aprovechar la luz natural? Ese es uno de los grandes objetivos de los interioristas, pero también el de cualquier persona que siente que su hogar no tiene la claridad que debiera. Por eso, en este artículo te damos algunos consejos para lograrlo, en algunos casos por medio de pequeñas acciones que apenas requieren de inversión y en otros casos con recomendaciones de reforma en determinados espacios.

Paredes de colores claros

Si entra poca luz solar en casa, lo último que deberías hacer es cubrir las paredes con colores oscuros, pues apagan la poca claridad que hay, dado que apenas tienen capacidad de reflejar la luz. Por el contrario, si optas por el blanco o por tonalidades cercanas a él, lograrás redistribuir dicha luz y, además, generar una sensación de luminosidad y amplitud del espacio. Si bien el blanco es la opción con mayor potencia en este sentido, hay otras tonalidades con capacidad muy parecida y que estilísticamente tienen mayor personalidad. Puedes recurrir a ello por medio de la pintura pero también mediante papel tapiz, una solución estrella de Cortinaje by Ángel Cabrera.

Cortinas que aprovechan la luz

Tradicionalmente se ha considerado la cortina como un elemento del hogar que reduce la luz de casa, por lo que el consejo básico al respecto es utilizar telas no demasiado opacas de colores claros, que permitan que la luz se filtre por ellas, sin restar claridad al ambiente. Sin embargo, han surgido nuevos modelos realmente innovadores que no solo no reducen la luz, sino que además la amplifican. Es el caso de Silhouette Hunter Douglas, unas cortinas regulables fabricadas en poliéster que, gracias a sus paneles en forma de silueta, dispersan la luz natural que entra por la ventana. Y por supuesto, cuando se desee tener la ventana libre de obstáculos, se pueden enrollar por completo en un cabezal recubierto de tela.

Espejos que reflejan imagen y luz

Los espejos no solo reflejan la imagen, sino también la luz. Por tanto, el uso inteligente de estos elementos en determinados puntos de la estancia puede ser una buena forma de reutilizar la luz natural que llega. Eso sí: tendrás que evitar el reflejo directo de los rayos UV, puesto que pueden resultar molestos y dañinos al ojo humano, a los muebles de la habitación o a otros elementos contenidos en ella.

Reformas ‘anti tabiques’

Y si tienes la posibilidad de realizar una reforma en casa, lo ideal sería minimizar el uso de tabiques para dividir espacios, pues suponen una barrera para la circulación de la luz solar en casa. Por tanto, puedes optar por realizar divisiones con amplias cristaleras, delimitar las zonas con alineaciones de finas vigas decorativas o incluso dejar la estancia totalmente diáfana.

Iluminación artificial que imite el natural

Hasta aquí hemos mencionado consejos sobre cómo aprovechar la luz natural pero, ¿qué ocurre si apenas llega al interior? En ese caso, puedes buscar efectos con luz artificial que imiten la luz solar, por ejemplo por medio de iluminación oculta, empleando focos con una temperatura de color similar a la luz blanca solar: 3000K.